CARGAS DE ENTRENAMIENTO, RANGO DE MOVIMIENTO, Y LESIONES TEMPRANAS EN LA TEMPORADA

Marzo 6, 2019

Spring Training es usualmente una parte linda del año. Todo el mundo empieza a saborear el inicio de temporada luego de un largo invierno. Desafortunadamente para los jugadores, esa parte temprana de la temporada es donde ocurren la mayoría de las lesiones.

Fuente: Epidemiology of Major League Baseball Injuries

El estudio mencionado arriba muestra un pico en el total de lesiones a principio de año. Mientras otra mirada a las lesiones de ligamento colateral cubital entre el 2007 y el 2014 encontró un número significativamente mayor de roturas ocurriendo en los primeros 3 meses de la temporada. (DeFroda et al., 2016)

Esto puede ser una sorpresa para algunos, considerando que el sobreuso es una razón comúnmente citada entre las razones por las cuales un pitcher se lesiona, pero esta información muestra que los profesionales experimentan más lesiones en la parte temprana del año.

Hoy, miramos específicamente investigación sobre rango de movimiento y carga de trabajo para ver si podemos tener una mejor idea de porqué tantas lesiones pueden estar ocurriendo a principio del año. Esta investigación podrá decirnos “qué” encontraron, mientras que nosotros tratamos de elaborar una hipótesis de “por qué”.

Idealmente, esto nos debería dar una mejor idea de cómo algunos problemas podrían estar relacionados, con la esperanza de reducir la cantidad de lesiones en lanzadores.

Asumamos por un momento que estos lanzadores estaban sanos antes de estar lesionados en la primavera. Ya sabemos que uno de los mayores predictores de lesión es una lesión previa. Además, es teóricamente posible manejarlo durante la pretemporada y que luego empeore en spring training, haciéndolo parecer como una lesión de spring training cuando podría haber sido un problema a largo plazo que involucraba una lesión menor previa que condujo a una lesión mayor.

Pero hoy, nos enfocamos en la pregunta, “¿Cuál podría ser la causa de que pitchers saludables se lesionen a principio de año?”

Para contestar a esto, primero profundicemos en una explicación básica de cargas de entrenamiento, seguido por investigación de rango de movimiento, para marcar una base de información antes de intentar relacionarlos.

UNA BREVE DESCRIPCIÓN DE INVESTIGACION DE CARGAS DE ENTRENAMIENTO

En investigación, la carga es generalmente dividida en la carga aguda o crónica de un atleta. La carga aguda es la “carga” que ocurre durante una semana, mientras que la carga crónica es las la “carga” acumulada de 28 días. 

Puedes entonces tomar la carga aguda (destinada a medir la fatiga) y dividirla por la carga crónica (destinada para medir la aptitud física) y obtener tu carga aguda-crónica.

Mientras que no hay una gran cantidad de investigación relacionada al béisbol, hay una buena cantidad de información de cricket y otros deportes, de la cual podemos tomar algo. En términos generales, hay algunos rangos recomendados en los cuales un atleta debería estar (0.83-1.3 es normalmente recomendado, aunque esto puede variar según el deporte), y mientras más investigación puede y debería hacerse para la carga específica del béisbol, esta investigación nos da un punto de partida sólido.

La idea general de medir las cargas es que hay un punto medio en el cual los atletas pueden estar, un balance entre cargas agudas y crónicas, que puede reducir su riesgo de lesión.

En el caso de un lanzador, esto significa que podría estar subentrenado o sobreentrenado y estar en un riesgo alto de lesión. Él podría tener una carga crónica baja y tener un pico muy temprano, o podría tener una carga crónica relativamente alta pero tener altos picos frecuentes en su carga, lo cual significa que tanto el poco entrenamiento como el entrenamiento excesivo podrían ser la causa de lesión, similar a lo que se ve en el cricket (Hulin et al., 2014).

Cuando hablamos de problemas al principio de la temporada, el problema principal es tener una carga crónica baja (de haberse tomado descanso) y luego ver un incremento agudo en carga, lo que resalta la importancia de lo que llamamos on-ramping.

Nota: Carga de tiros también es algo que la Manga Motus monitorea, si la usas. También incluye la intensidad del lanzamiento, la cual sin dudas importa ya que un lanzamiento al 99% del pico de torque/torsión de un lanzador debería ser contado de diferente manera que lanzar a 55% del pico de torque.

LANZANDO TEMPRANO EN LA TEMPORADA: PREPARANDO EL BRAZO

Mientras que el béisbol ha hecho generalmente un buen trabajo de ser más consciente de las lesiones por sobreuso y tomando los descansos correspondientes, hay un área en particular en la que no es muy bueno: volver a lanzar. Esto va a ser especialmente relevante en la parte del año de la cual estamos hablando: spring training.

No solo los atletas profesionales están comenzando a competir, las universidades también están comenzando a jugar juegos, y los equipos de secundaria están comenzando a practicar o jugando juegos, dependiendo de donde estén en Estados Unidos.

En Driveline, calificamos al tiempo que los atletas pasan de no lanzar o lanzar con poca intensidad, a lanzar en alta intensidad como “on-ramping”. Es el periodo de tiempo donde están lanzando, pero están lanzando para construir capacidad de entrenamiento y prepararse para lanzar con máxima intensidad. Lanzar a alta intensidad incluye bullpenspull downsplyo velos—todo lo que sea a máxima intensidad.

Este período de tiempo, on-ramping, necesita ser específicamente discutido en el béisbol por su relevancia en cuanto a la carga de lanzamiento.

Queremos incrementar la carga crónica en un atleta de a poco, sin picos drásticos. Lo que sucede muy a menudo es que los atletas vuelven de un período de tiempo de descanso y luego ven un pico en sus cargas (generalmente bullpens) que es muy alto.

Aún en spring training, los pitchers se reportan y casi inmediatamente tienen que lanzar múltiples bullpens, los cuales rápidamente se convierten en juegos simulados y luego juegos de spring-training. Mientras que el volumen total podría intentar permanecer bajo, la intensidad puede llegar a un pico.

Otra cosa que puede complicar la relación entre cargas y lesiones, además de la intensidad que juega un papel junto con el volumen, es que puede haber efectos retardados.

Algunas investigaciones de cricket han mostrado que un incremento agudo de la carga sobre la carga crónica puede resultar en un alto riesgo de lesión una semana después (Hulin et al., 2014). Otra investigación en cricket ha visto retrasos de hasta 3-4 semanas (citation).

Al unir esto, pareciera que hay una relación entre manejar mal las cargas crónicas/agudas y las lesiones al principio de una temporada, pero la posible correlación podría no ser inmediatamente aparente debido a la posibilidad de los efectos retardados.

UNA MIRADA RÁPIDA AL RANGO DE MOVIMIENTO

Los atletas que lanzan tienden a tener menor rotación interna pero mayor rotación externa en sus brazos dominantes (con el que lanzan) en comparación con sus brazos no dominantes.

Esto es probablemente una adaptación de lanzar, pero se ha demostrado que puede haber pequeñas diferencias en ROM (Range of Motion según sus siglas en inglés, Rango de Movimiento) entre brazos que puede terminar siendo una gran diferencia en la posibilidad de lesión.

Rango total de movimiento es generalmente similar entre brazos. Fuente de la imagen

Aunque, cuando evaluamos las medidas de ROM, como las que están arriba, es importante considerar que ROM es una medida fluida que cambia constantemente en el tiempo para cada atleta individual. Por ejemplo, hay diferencias entre mediciones antes y después de que un pitcher ha lanzado: puede perder rotación interna, ganar rotación externa, o ambas (Kibler, Sciascia & Moore, 2012Freehill et al., 2014Case et al., 2015).

Además, se ha demostrado que puede haber efectos del ROM que son vistos después de lanzar, en los días siguientes (Kibler, Sciascia & Moore, 2012). Esto significa que un pitcher puede ganar rotación externa y perder rotación interna inmediatamente después de lanzar, y la falta de rotación interna puede ser vista aun días más tarde.

Esto muestra que parece haber una adaptación del cuerpo donde el brazo de lanzamiento tiene menos rotación interna y más rotación externa, pero aún hay fluctuaciones en rango de movimiento que pueden ocurrir basándose en volumen e intensidad de lanzamiento.

ESTUDIOS SOBRE RANGOS DE MOVIMIENTO AL PRINCIPIO DE TEMPORADA

Ahora, vamos a revisar tres estudios en particular que hicieron varias mediciones de ROM antes de la temporada y analizaron varios déficits que fueron relacionados a futuras lesiones. Ahora, ninguno de los tres estudios encontró los mismos exactos resultados, pero todos concluyeron que la falta de rango de movimiento antes de la temporada puede ser un problema.

Debajo están los estudios y sus puntos claves:

Decreased Shoulder External Rotation and Flexion are Greater Predictors of Injury than Internal Rotation Deficits: Analysis of 132 Pitcher-Seasons in Professional Baseball (Disminución de la rotación externa y flexión del hombro son mayores predictores de lesiones que los déficits de rotación interna: Análisis de 132 temporadas de lanzadores en Béisbol Profesional)

“Para continuas variables, el riesgo de lesión de codo disminuyó un 7% para cada grado de incremento en rotación externa de hombre, y 9% por cada grado de disminución de flexión del hombro.

Deficits in Glenohumeral Passive Range of Motion Increase Risk of Elbow Injury in Professional Baseball Pitchers: A Prospective Study (Deficits en rango de movimiento pasivo del Glenohumeral aumentan el riesgo de lesión de codo en los lanzadores de béisbol profesional: un estudio prospectivo) 

Ni el déficit de rotación interna glenohumeral ni la insuficiencia de rotación externa fue correlacionada con lesiones de codo. Pitchers con un déficit de >5 grados en rotación total en sus hombros de lanzamiento tuvieron 2.6 veces mayor riesgo de lesión. Pitchers con déficits de >5 (o igual a) en flexión del hombro de lanzamiento tuvieron 2.8 veces más riesgo de lesión.

Deficits in Glenohumeral Passive Range of Motion Increase Risk of Shoulder Injury in Professional Baseball Pitchers: A Prospective Study (Deficits en rango de movimiento pasivo del Glenohumeral aumentan el riesgo de lesión de hombro en los lanzadores de béisbol profesional: un estudio prospectivo)

Lanzadores con rotación externa insuficiente (<5 mayor rotación externa en el brazo de lanzamiento) tuvieron 2.2 veces más chances de terminar en la lista de lesionados por una lesión de hombro, y fueron 4.0 veces más propensos a requerir cirugía de hombro.

Nota: Los últimos dos estudios duraron 8 temporadas, pero los investigadores combinaron las mediciones de los lanzadores que tuvieron múltiples temporadas porque no pudieron encontrar una diferencia estadística en las mediciones interanuales. El primer estudio también duró múltiples temporadas, pero si un pitcher tenía múltiples mediciones, las contaban como temporadas individuales separadas. Estos investigadores citaron evidencia previa mostrando que el ROM puede cambiar entre temporadas (Shanley et al., 2012).

Entonces, podemos ver la falta de flexión, o la falta de rotación externa, o tener un rango total de movimiento disminuido como posibles alarmas.

Estos estudios solo relacionan deficiencias de ROM con riesgo de lesión y no explican porque estas deficiencias ocurrieron en primer lugar. Aun así, uno puede plantear la hipótesis de que estas deficiencias de ROM encontradas en lanzadores de alto nivel temprano en la temporada podrían estar relacionadas a volumen de tiro, o la carga de entrenamiento de un pitcher al principio de la temporada.

Como se menciona arriba, ha habido estudios que han mostrado un incremento en rotación externa y disminución en rotación interna cuando se comparan mediciones antes y después de lanzar. Esto tiene sentido debido a que el pitcheo es una acción muy dinámica, especialmente cuando te piden que lances a altas velocidades durante largos periodos de tiempo (100 o más pitcheos) o frecuentemente como un relevo.

Entonces, si algunos jugadores se están tomando un descanso y limitando sus cargas durante la temporada muerta, puede que no hayan lanzado demasiado para que su brazo dominante esté en un nivel “normal” de rango de movimiento cuando llegue el inicio de spring training (sin importar cuál sea ese nivel normal). Esta deficiencia de movimiento acoplada con lanzar demasiado, y a una intensidad muy alta demasiado pronto, puede ser parte de la razón por la cual vemos muchas lesiones a principio de año.

No sabemos exactamente cómo esto podría afectar a la mecánica de lanzamiento (o si no la afectaría), pero lo que podríamos ver es un incremento en la rotación externa dinámica sin suficiente rango pasivo de movimiento, lo cual puede estar poniendo el brazo del atleta en riesgo.

Esencialmente estamos haciendo algunas suposiciones:

  • Los jugadores van a experimentar cambios en el rango de movimiento cuando se tomen descanso de lanzar. Porque lanzar es dinámico y por encima de la cabeza, esto probablemente significa una posible pérdida de la flexión, rotación externa, o un descenso general de rango total de movimiento.
  • Si pasas de no lanzar a lanzar a alta intensidad muy pronto, puedes dañar el brazo del pitcher porque la rotación pasiva no se ha adaptado a la rotación dinámica.
  • Estas diferencias en rango de movimiento puede ser una razón por la cual saltos agudos en la carga son peligrosos para los lanzadores.

También necesitamos mencionar que hay una diferencia entre rango de movimiento medido de manera pasiva y dinámica. HEmos estado discutiendo rango de movimiento, generalmente medido por algún tipo de especialista en una mesa, mientras que los rangos de movimiento dinámico es lo que se mediría en un reporte de biomecánica.

Existen diferencias entre las dos, pero en un análisis que intentó comparar las diferencias entre ambos, se encontró una correlación moderada de 0.46 entre ambas medidas (Miyashita et al., 2008). Lo principal es que hay cierta suposición entre rotación externa pasiva y dinámica, pero es probable que se necesite más investigación para entender por completo la relación entre ambas mediciones.

Sería razonable presentar la hipótesis que una parte de ese pico de lesiones tempranas pueda ser causado por mas diferencias significativas entre rango de movimiento pasivo y dinámico, específicamente mirando la rotación externa cuando un pitcher empieza a tirar. Pero nuevamente, más investigación es necesaria antes de poder confirmar esto.

En teoría, incrementar la intensidad de lanzamiento muy pronto podría estirar estructuras pasivas más allá de lo que los jugadores se sientan cómodos ajustando. Esto podría ser especialmente relevante para lanzadores que están faltos de rotación externa pasiva, porque podrían estar experimentando una diferencia mayor a la normal entre sus mediciones dinámicas y pasivas. Lo cual nos hace creer que el rango de movimiento juega un rol en las lesiones debido a carga de entrenamiento al principio de la temporada, específicamente con los pitchers.

INTENTANDO ARMAR EL ROMPECABEZAS

Entonces, esta sería la respuesta a la pregunta anterior: “¿Cuál puede ser la causa de que un pitcher sano comience a lastimarse a principios de año?”:

  • Un pitcher se reporta a spring training, habiendo perdido rango de movilidad en su brazo lanzador, suficiente para causar que su medición pasiva del brazo dominante sea menor a la de su brazo no-dominante. Esto es causado por una falta de carga de lanzamiento y movilidad durante la temporada muerta.
  • Llega a spring training y comienza a lanzar bullpens 2 a 3 veces por semana, en preparación a la temporada.
  • Por el descenso de rango de movimiento pasivo y el incremento en lanzamiento, experimenta diferencias mayores a las “normales” (definiendo “normal” como lo que experimentaría en la temporada) entre sus rotaciones externas pasivas y dinámicas.
  • Por el descenso del trabajo en la temporada muerta y el rápido incremento en bullpens, el pitcher también experimenta un incremento repentino en su carga de entrenamiento.
  • Los efectos de las diferencias mayores en rotaciones externas pasivas y dinámicas son desconocidos, pero hemos visto efectos retardados de incrementos en las cargas, lo que significa que un pitcher puede estar en riesgo de lesionarse en parte debido a la falta de rotación externa o flexión y lo que puede denominarse más apropiadamente como un error de carga de trabajo.
  • Todo esto lleva a un lanzador a estar en mayor riesgo de lesión debido a una pobre combinación de múltiples variables que se han visto que ponen en riesgo a los lanzadores.

LIMITACIONES EN ENCONTRAR LAS CAUSAS DE LAS LESIONES

Si esto suena demasiado simple y demasiado perfecto para ser verdad, probablemente lo es. Hay, por supuesto, otras razones por las cuales un lanzador puede experimentar cambios en sus rangos de movimiento que no son causados por falta de lanzamiento.

Por ejemplo, hemos visto que el brazo no-dominante de un atleta puede experimentar cambios también, complicando qué tan confiables las comparaciones entre brazos realmente son.

Tampoco podemos descartar problemas anatómicos, ya que un pitcher podría generalmente ser más “rígido” o tener mayor rigidez muscular que restrinja su rango de movimiento. 

Además, las lesiones son problemas multifacéticos, y sólo estamos mirando unas pocas variables: mediciones de rango de movimiento y volumen de tiro. También podríamos estar haciendo suposiciones sobre la relación entre rango de movimiento pasivo y dinámico, más allá de lo que podemos probar.

Por último, las lesiones mencionadas durante los estudios de Rango de Movimiento no reportaron el momento del año en el que ocurrieron las lesiones. Sin embargo, en este artículo estamos marcando el punto de que las discrepancias de rango de movimiento en los pitchers incrementan el riesgo de experimentar una lesión al principio de la temporada, basándonos en la evidencia provista en el primer estudio que señalamos anteriormente.

Para verdaderamente saber si hay una relación entre ambas, necesitamos ver alguna investigación que pueda monitorear consistentemente los volúmenes de tiro y medir rango de movimiento. Esto es una tarea relativamente difícil porque requiere un periodo de tiempo mayor y rastreo consistente de las cargas.

REDUCIR LA TASA DE LESIÓN TEMPRANA EN EL FUTURO

Primero, debería haber más observación sobre la carga de los pitchers que vienen de un periodo sin lanzar, o lanzando poco. Segundo, en cuanto a la investigación de rango de movimiento, las conclusiones que ven una relación entre lesión y rango de movimiento deberían incluir el momento del año donde ocurrió la lesión para tener una visión más específica de qué tan fuerte es esta relación.

Entonces, ¿las lesiones por carga/volumen están definitivamente relacionadas a déficits de rango de movimiento? Tal vez, pero no hay mucha investigación sobre las cargas de los lanzadores, mucho menos información de las cargas en conjunto con el rango de movimiento, pero el béisbol es también diferente a otros deportes. Las demandas específicas del lanzamiento son únicas comparadas con correr o incluso el cricket, donde un bowler (lanzador de cricket) precisa mantener el brazo derecho.

Una cosa que sí sabemos es que los lanzadores y los entrenadores necesitan pasar más tiempo enfocándose en cómo van de no lanzar a poder lanzar nuevamente en un juego.

Este artículo fue escrito por Technical Project Manager Michael O’Connell

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.