ENTRENAMIENTO ALEATORIO Y DE BLOQUES; EQUILIBRANDO LOS DIFERENTES TIPOS DE PRÁCTICAS DE BATEO

Abril 11, 2019

Por años, el entorno del entrenamiento del juego del béisbol, no ha imitado lo que ocurre durante un partido. Lanzar rectas o curvas de vez en cuando durante la práctica de bateo difícilmente crea un ambiente aleatorio para los pitcheos los bateadores puedan ver durante un partido. Aunque rotando entre ambos tipos de pitcheo nos aleja un poco del entrenamiento por “bloques”, de todas formas, le permite al bateador saber qué pitcheo viene. 

En Driveline, queremos retar a nuestros bateadores con “trabajo de máquina” consistente, en donde los tenemos constantemente bateando con la máquina de lanzar buscando velocidad de salida constante y constante contactos con el barril del bat. Pero nos encontramos con el mismo problema mencionado antes con este tipo de entrenamiento: Después de que el bateador ha visto el pitcheo una vez, sabe exactamente qué va a hacer y cuando va a llegar. El entrenamiento en bloques ha sido usado en el béisbol por años simplemente porque es más fácil de hacer por los coaches y entrenadores. ¿Los jugadores seguramente tendrán más repeticiones, pero están aprendiendo y desarrollándose con esas repeticiones?

ENTRENAMIENTO DE BLOQUES VS ENTRENAMIENTO ALEATORIO

Una historia corta puede explicar fácilmente la diferencia entre entrenamiento de “bloques” y entrenamiento “aleatorio. Dos golfistas están en una práctica de putts en el Green. Uno de ellos es un jugador de la PGA y el otro es un amigo cercano que tiene la habilidad, pero no ha llegado aún al PGA Tour. Ahora, el amigo se alinea para su putt a 4 pies de distancia e intenta 100 tiros desde ahí, luego hace 100 tiros desde 6 pies y 100 desde 8 pies. Esto le toma aproximadamente 3 horas para completar por que se toma su tiempo para que cada tiro cuente. Mientras tanto, el jugador del PGA Tour tira 3 pelotas en un lugar del Green y tira a 3 diferentes vasos con diferentes distancias y ángulos y hace lo mismo de forma aleatoria por 3 horas. En este tiempo el jugador del PGA realiza 30 tiros. Su amigo llega de la práctica frustrado y le dice a su entrenador “No entiendo, trabajo más duro que casi cualquier jugador en el Tour, por que si hice 300 tiros cuando él hizo 30 no puedo llegar al PGA Tour?” el entrenador responde, “Hiciste 100 tiros desde 3 pies, 100 desde 6 y 100 desde 8, básicamente solo hiciste 3 tiros en 3 horas” Continúa “El hizo 30 tiros diferentes desde diferentes lugares mientras tú continuaste tirando la misma pelota 99 veces más” Una vez que tu cerebro ha recibido el trabajo de hacer un tiro de 3 pies simplemente genera un mismo patrón motorizado. Al aleatorizar el entrenamiento, tendrás la habilidad de adaptar mejor a nuevas situaciones y estímulos para completar la tarea asignada. 

Si, estoy diciendo que la forma en la que hemos hecho nuestro entrenamiento no es la más favorable para crear bateadores élite. Un problema que enfrentamos, como otras instalaciones y programas a través del mundo es tiempo y brazos saludables. ¿Quisiera tener a cada bateador enfrentando lanzamientos en vivo cada día? Claro que sí. El problema es que esto no es realista acorde a nuestro actual formato de entrenamiento. También puede ser difícil trabajar en cambios mecánicos del swing mientras se trabaja con lanzamientos en vivo. Nuestros lanzadores están trabajando en ganar velocidad, fuerza, patrones de movimiento, y ocasionalmente diseñando nuevos pitcheos. No podemos simplemente a lanzar en vivo todos los días sin problema. 

Entonces viene la pregunta. ¿Quién está en su fase de trabajo sobre la loma y cuantos hay? ¿Tenemos los suficientes brazos para lanzar en vivo por 5 o 6 horas al día? La respuesta es no, un rotundo no. Entonces estamos atorados con nuestras formas de entrenamiento por bloques, usando la máquina para lanzar pitcheos a un nivel competitivo a nuestros bateadores por horas. Por suerte nuestra máquina no es perfecta, entonces durante una ronda de 10 swings solo 3 o 4 están en el mismo lugar de la zona de strike. En realidad, ellos solo tienen una pequeña cantidad de repeticiones de calidad en cada ronda en este ambiente, ya que saben lo que va a lanzar la máquina. 

ESTABLECIENDO SHORT BOXES

Una cosa que tenemos en Driveline Baseball son muchos jugadores retirados de béisbol que aun quieren competir. La combinación de tener antiguos jugadores en el staff y la necesidad de un entrenamiento más aleatorio crearon los martes de Short-Box. Cada martes, un calendario es creado para cual empleado de Driveline le va a lanzar a cuál grupo. El único requisito es que el pitcher mantenga las rectas debajo de 77 mph y eso es todo. El martes ponemos una loma de pitcheo que tenemos para trabajo en una pared plyo, a 50 pies. Los bateadores tendrán 2 rondas de lanzamientos frontales para trabajar en cualquier ejercicio que quieran y eso es todo después tendrán 45 o 50 minutos donde los empleados de Driveline estarán comprometidos a hacer el turno al bat tan realístico y competitivo como sea posible. 

Las primeras semanas no fueron muy prometedoras en términos de éxito para los bateadores. Es difícil culparlos ya que han estado condicionados a ver múltiples pitcheos a la misma velocidad, spin rate y movimiento. Ahora están en la necesidad de tomar en cuenta diferentes lanzamientos, ritmo y puntos de lanzamiento. Están en un ambiente en donde tienen que batear, no tratar de golpear una recta cortada de 88 mph de una máquina. 

Desde el punto de vista del empleado, esto no es difícil de pedir. Ellos se toman un respiro de un día normal y van a competir, y como estamos a una distancia más corta, es fácil mantenerlo competitivo a un nivel de intensidad menor, y estar listos para el siguiente martes no es mucho problema. Sin embargo, si un lanzador no tiene el poder de darle a los bateadores consistentes enfrentamientos en vivo, entonces sugiero complementarlo con bullpens de lanzadores o un short-box desde piso plano. Si es un día Short-box, le puede dar a los pitchers un ambiente controlado y cómodo para experimentar con un lanzamiento en el que hayan estado trabajando y que aún no estén listos para usar en partidos. 

Teniendo un staff de coaches que puede mezclar lanzamientos en una práctica de bateo debería ser obligatorio en este punto. Por ejemplo, al menos un derecho y un zurdo adecuados con la habilidad de mezclar ubicación y velocidad durante una práctica normal de bateo les ayudaría tremendamente en la preparación para competir. Haciendo las prácticas de bateo lo más parecidas al partido va a pagar grandes dividendos cuando venga el juego. Muchos bateadores necesitan “sentirse bien” antes de que vayan a competir. Y mientras la confianza es algo increíblemente valioso para llevar al plato, una ronda de bateo de “sentirse bien” en la práctica de bateo tomada 45 minutos antes no debería ser un factor determinante en cómo se llega al plato. Preferiría que mis bateadores tengan sus cerebros listos para ajustarse a lanzamientos en el camino, en lugar de lanzarles pitcheos a 40 mph para que puedan patearla al espacio exterior y se “sientan bien” consigo mismos. 

Hemos ido lo suficientemente lejos casi hasta quitar completamente los lanzamientos suaves por debajo del brazo favoreciendo un lanzamiento frontal exagerado por arriba. Lo que estamos buscando es algo lo suficientemente lejos donde podamos hacer un swing completo del brazo, pero lo suficientemente cerca para poder localizar cada pitcheo a donde queremos. Esto les da a los bateadores un mecanismo de tiempo más realista para trabajar y hace nuestro lanzamiento frontal más difícil y variable. 

La porción de lanzamiento frontal de nuestro entrenamiento está dirigido a realizar cambios en el swing y creando una mejor sensación para lo que cada atleta está tratando de lograr en un ambiente relativamente controlado. No queremos tener personas que van directamente a la máquina y tratan de sentir si realmente están colocando su pelvis para iniciar la rotación en tiempo mientras tratan de batear un slider. Entonces mientras hay tiempo y espacio para trabajar en la mecánica y en el desarrollo de nuevas sensaciones, tan pronto como tengas que hacer el trabajo que estas esperando, rétalo con un ambiente más caótico. 

EQUILIBRANDO ENTRENAMIENTO DESAFIANTE Y TRABAJO EN EL TEE

Ya que constantemente estamos buscando maneras de hacer el entrenamiento lo más parecido a juego posible, demos un vistazo al trabajo en el tee. Finalmente nos encontramos bateando una pelota colocada en un lugar que nosotros elegimos. No se mueve y pasamos horas perfeccionando nuestro trabajo en algo que tiene muy poca traslación al deporte que jugamos. 

Nunca he ido a un sitio de tiro de golf y visto a un golfista aventar la pelota y golpearla en el aire mientras trabaja en la distancia de sus tiros. No me malinterpreten, el tee es una herramienta increíble para trabajar con cosas como la secuencia o las sensaciones. Pero una vez que que has comenzado a lograr tus metas con el tee, inmediatamente inténtalo y rétate con una pelota en movimiento. Los bateadores dicen todo el tiempo, puedo darle 10 de 10 veces desde el tee, pero cuando estoy en la práctica de bateo simplemente no puedo hacerlo. Más que nada es porque la sensación en la que ellos han trabajado nunca fue retada mientras estaba fresca en sus cerebros después del trabajo con el tee.

Trabajar lentamente cambios en el swing desde el tee, hacía tiros restringidos frontales, a lanzamientos sobre el brazo, a la práctica de bateo y finalmente a la máquina es una forma para un atleta de continuamente ser retado y ver si el nuevo patrón está funcionando o no. Podrás ver que si vas desde el tee directamente a la máquina o a situaciones de partido, va a ser más difícil que cualquier cambio en el swing se quede. 

El béisbol debe de empezar a trabajar en alejarse de su mentalidad de “es más fácil de esta forma”. Si realmente quieres crear mejores y más competitivos bateadores, debes retarlos en el ambiente que se asemeje más a su deporte. Parte de esto puede involucrar una práctica de bateo más competitiva con máquinas de lanzar, pero también es increíblemente valioso mezclarlo con lanzadores en vivo.

Los entrenadores que no están buscando diferentes formas de desarrollar a sus jugadores simplemente porque ellos usan sus planes de práctica del año pasado se van a quedar atrás. Aquellos que se toman el desarrollo y entrenamiento de sus jugadores en serio, siempre van a buscar maneras de hacer las prácticas y repeticiones más semejantes a experiencias de juego. Entonces, deja que los jugadores fallen para que aprendan a ajustarse. Nadie debería de batear .800 en la práctica de bateo, y ningún scout debería tener que preocuparse sobre si el jugador es un “bateador de 5pm o uno de juego de 6pm”. 

Este Articulo fue Escrito por Max Gordon, Coordinador de Bateo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.