LAS COMPLEJIDADES DE DESARROLLAR JÓVENES JUGADORES DE BÉISBOL

Agosto 06, 2019

Todos los años hay discusiones acerca de qué exactamente hace que un jugador sea lo suficientemente bueno para ser una de las primeras elecciones en el draft, o un prospecto importante o simplemente un jugador de MLB. Inevitablemente, estas discusiones cubren una gran variedad de opiniones que generalmente siempre vuelven al tema de que tan clave fue el desarollo de dicho atleta a temprana edad. Si bien cada prospecto, toma un camino distinto para convertirse en un talento, el debate sobre cómo un jugador joven se convierte en un jugador exitoso se concentra en un problema clave: los jugadores de hoy son muy especializados y la solución es ser un atleta multi-deporte.

Hay múltiples razones por las cuales los padres y entrenadores insisten que jugar múltiples deportes es bueno para los atletas jóvenes. Pero pasar de la teoría de que los niños deberían jugar múltiples deportes a la práctica, es difícil —especialmente cuando un joven atleta tiene aspiraciones de jugar en el máximo nivel.

Hoy, le echamos un vistazo a las habilidades de otros deportes que se transfieren al béisbol mientras tocamos algunos temas que tienen que ver con el desarrollo a largo plazo de un atleta (sigla en inglés LTAD “Long-term athlete development”). Jugar varios deportes o practicar una gran variedad de tareas puede o no ayudar a los jovenes prospectos del beisbol. 

ATLETAS MULTIDEPORTE: REVISANDO CORRELACIÓN ≠ CAUSALIDAD

Cuando hablamos de múltiples deportes y el béisbol, hay dos beneficios implícitos de por qué jugar varios deportes es de beneficio:

  1. Evitar el sobreuso de ciertos movimientos.
  2. Aumentar el atleticismo general, lo cual ayuda al rendimiento en un deporte específico (en este caso Béisbol)

Ambos pueden ser ciertos a nivel juvenil (definido como menor de secundaria/octavo grado), pero como todo, la relación entre participación en multi-deporte y el éxito en un solo deporte es más complicada. Es muy difícil ser preciso acerca de qué ayuda a desarrollar habilidades que se van a mantener o crecer a medida que un jugador madura, especialmente a nivel juvenil, lo cual es una de las razónes por la cual es beneficioso realizar una gama más amplia de actividades cuando un atleta es joven.

Un punto que hemos marcado en otros artículos  es que, el hecho de que los mejores jugadores de béisbol sean los mejores porque han jugado múltiples deportes puede confundir correlación con causalidad: es altamente probable que los mejores atletas sean invitados o participen en múltiples deportes.

Esto no significa que jugar múltiples deportes sea algo malo. Participar en diversos deportes es absolutamente relevante para atletas, especialmente cuando todavía no están en sencundaria. Simplemente no es una garantía de que sean mejores en el beisbol por eso, y eso está bien. Los atletas jóvenes no solo necesitan tiempo para jugar otros deportes aparte de beisbol, también requieren instrucción de béisbol de calidad para tener éxito.

Una manera obvia de jugar demasiado de un solo deporte, es eliminar la participación en otros deportes. Los riesgos son especialmente claros para el brazo y la espalda de un jugador joven por el exceso de rotación y lanzamiento.

Jugar varios deportes ayuda a construir una base de habilidades de movimiento. Si crearamos una pirámide de habilidades, los jugadores jóvenes pasarían la mayoría de su tiempo practicando lo fundamental—no solo las habilidades fundamentales de ese deporte específico, sino también las habilidades de movimiento fundamentales.

Así que, cuando hablamos acerca de si jugar múltiples deportes puede ayudarte a mejorar en un deporte específico, la respuesta es sí, hasta cierto punto. Debería haber alguna transferencia de las habilidades fundamentales, pero no tanto con las habilidades especializadas.

Jugar múltiples deportes puede darle a los atletas un respiro de algún deporte, y esos otros deportes van a presentarle una variedad de desafíos para ayudar a mejorar la conciencia corporal. En el caso de los jugadores jóvenes de béisbol, jugar múltiples deportes les ayuda a trabajar en habilidades fundamentales y alejarse un tiempo de lanzar y rotar. Esto debería ayudarles a mejorar en general. Porque en edades tempranas, las habilidades necesarias son mucho más fundamentales y centradas en el movimiento que tener un enfoque específico.

Piensen en el tiempo invertido en enseñarles a los chicos en futbol americano, soccer, basketball, baseball, etc. y simplemente en cómo los chicos aprenden a estar preparados y en posiciones atléticas. 

Los atletas jóvenes también tiene que practicar habilidades específicas de su propio deporte, pero el mejor momento para cosechar mejoras en los jóvenes atletas es cuando la coordinación y la conciencia corporal aumentan. Aquí es donde generalmente uno escucha el argumento de que jugar múltiples deportes ayuda a los atletas a mejorar en todos los aspectos.

Participar en múltiples deportes también puede ayudarlos a largo plazo, más allá de intentar jugar varios deportes de manera competitiva. Como se menciona en los textos de Desarrollo Atlético a Largo Plazo (LTAD), los jugadores son más propensos a participar en deportes en la adultez si los practican de niños. La cual es una meta digna de tener en mente si queremos que atletas de todas las edades estén en forma en la adultez. 

Los deportes juveniles deberían enfocarse en los fundamentos ya que representan la base de la pirámide de habilidad de un atleta. Mientras que mucho se ha escrito sobre movimientos fundamentales, estas son habilidades deportivas generales que a menudo se superpondrían en un gimnasio: ¿Pueden los jóvenes atletas hacer sentadillas, bisagras, saltar, pasos laterales, ponerse en posición atlética, empujar, jalar, y desarrollar la conciencia o propiocepción necesaria de sus entornos para ser exitosos en varios deportes, no solo beisbol?

Pero a medida que los atletas jóvenes empiezan a madurar y comienzan a trepar la pirámide de habilidades, comienzan a aparecer marcadas diferencias entre los deportes. Estas diferencias en las habilidades fisicas tambien vienen con diferencias en la conciencia o percepción que los hace resaltar aún más que aquellos en otros deportes.

LOS LÍMITES DEL ENTRENAMIENTO CRUZADO: EL PAPEL DEL MODELO PERCEPCIÓN-ACCIÓN

Textos académicos y otras descripciones sobre el modelo percepción acción pueden ser densos, pero podemos resumir su importancia así: las acciones realizadas en los deportes no son ejecutadas en aislamiento. Los atletas toman información constantemente (audio, visual, cinestésica) para tomar decisiones. Esta información es constantemente procesada en el planeamiento y ejecución de movimiento en los deportes.

O más simple, si intentas cruzar una calle, no caminas hacia ella y la cruzas. No sabes cuándo o cuán rápido debes cruzar la calle (acción) hasta que observas qué tan rápido viene el tráfico (percepción). 

Puesto de esta manera, no debería ser una sorpresa que los deportes requieren que los atletas tomen una serie de decisiones basándose en un escenario particular. El modelo de percepción acción, simplemente se dirige específicamente a cómo estas relaciones afectan el aprendizaje motor y el rendimiento en el deporte.

Exponer eso más específicamente debería hacernos dar cuenta de que las acciones requeridas para ser exitosos en béisbol son únicas comparadas con otros deportes.

En términos generales, se pueden trazar más paralelos entre la relación percepción-acción en futbol americano, soccer, basketball, rugby y otros deportes que entre estos y béisbol. Mientras que las tareas y objetivos son ligeramente distintos, los desafíos perceptivos a los que están expuestos los jugadores de futbol Americano, basketball, rugby son similares entre ellos, en relación al béisbol. Entonces, el traspaso entre jugar esos deportes y jugar béisbol es limitado, sacando los movimientos fundamentales de los que hablamos antes.

Mientras que en el fútbol Americano, como en el basketball, los jugadores intentan sobrepasar a los defensas en un espacio abierto (aunque con distintas restricciones), los jugadores de béisbol no tienen esa interacción.

Lo cual explica por qué al madurar, los jugadores se hace aún más relevante una práctica específica del deporte, en lugar de enfocarse en una gran variedad de habilidades fundamentales. Esto no significa que las habilidades fundamentales sean menos importantes, pero mientras maduran, estas habilidades deberían estar más arraigadas y deberían trabajarse en el gimnasio. Esto significa que debería tomarles menos tiempo mantener esas habilidades, lo cual les liberaría más tiempo para mejorar habilidades específicas del deporte. 

Esto tiene repercusiones relacionadas a deportes adolescentes y el deseo de jugar béisbol a un alto nivel. El problema es que es difícil dar reglas generales sobre cómo lanzar y aprender a rotar lo suficientemente rápido sin hacerlo demasiado—mientras se juegan otros deportes.

Esta también es la razón por la cual a los equipos profesionales les atraen los jugadores multideporte: porque sin enfocar todo su tiempo en un solo deporte, son suficientemente buenos como para ser drafteados. Los equipos no están buscando un atleta que juegue tres deportes en secundaria y pensando “Bueno, puede leer las defensas como un quarterback (QB) y donquear una pelota, asi que eso significa que tiene la habilidad para desarrollar un buen cambio de velocidad”

Los scouts ven a los atletas multi-deporte y ven que tan buenos son, buscando oportunidades de mejora una vez que empiezan a dedicar su tiempo a las habilidades específicas que requiere el béisbol. Por otro lado, a medida que los jóvenes atletas ingresan en la secundaria, los que no son buenos para lanzar y rotar probablemente necesiten más tiempo, o más práctica específica, para mejorar esas habilidades. 

Esto agrega matices a la pregunta sobre si especializarse o jugar multiples deportes. Porque mucho depende de cuáles son los objetivos del atleta y qué tan bueno es.

Y por eso es que las cosas se complican aún más cuando un atleta madura, las habilidades necesitan ser más específicas, y el béisbol es único en ese sentido, donde las diferencias en percepción y acción entre cada deporte entran en juego.

¿CUANDO ES SUFICIENTE, Y CUANDO ES DEMASIADO?

Cuando un atleta joven , o su padre, es dedicado en sus intenciones de jugar al máximo nivel, es entendible que caigan en una mentalidad de “más es mejor” y frecuentemente cruzan al campo de la especialización temprana con esperanzas de conseguir éxito a largo plazo.

Mientras mucho se habla de la regla de las 10.000 horas, se han realizado muchas investigaciones en años recientes para determinar su relevancia, las cuales han demostrado que aprender una habilidad tiene que ser más complicado que simplemente batear durante 10.000 horas. No todos los atletas cominezan desde la misma base de habilidad, la calidad de la práctica es especialmente importante, y aunque no queramos admitirlo, no todos pueden convertirse en un experto. Obtener práctica buena y relevante es clave para el desarrollo, pero es más complicado que trabajar una determinada cantidad de horas.

Después de todo, cuanto más practicas una habilidad, mejor te vuelves en ella. Por ejemplo, en 2019, 28.5% de todos los jugadores de MLB eran de países fuera de Estados Unidos y muchos prácticamente se especializan en béisbol desde su nacimiento.

El gráfico de arriba es de 2014 y muestra una buena representación de los jugadores de otros países. En 2019 MLB tuvo 251 jugadores nacidos en el extranjero la tercer marca más alta de la historia, sólo detrás de 2017 y 2018. 28.5% es el quinto total más alto de la historia.

(Fuente de la imagen: http://uxblog.idvsolutions.com/2014/07/major-league-baseball-players-by-country.html)

Es fácil encontrar artículosde estudiantes de secundaria famosos a nivel mundial firmando con MLB por bonos multimillonarios, así como también es fácil encontrar artículos sobre las consecuencias de scouts de MLB evaluando jóvenes de 13 años.

La tentación de scoutear y firmar jugadores más jóvenes con bonos multimillonarios parece reventar la burbuja de si la especialización temprana realmente vale la pena. La promesa de un contrato multimillonario es altamente tentadora para jugadores y padres. Así sean un jugador internacional o si desean ser uno de los primeros jugadores seleccionados en el draft.

Nunca se mencionan en las historias de éxito sobre la especialización, las tasas de fracasos y lesiones. Es muy común que algunos jugadores no consigan equipo, o que los corten, o que se lastimen o que no estén ni cerca de firmar un contrato o que ni continúen jugando después de su adolescencia. El tema de las lesiones en los pitcher es especialmente difícil de rastrear, considerando la dificultad que existe en entender porque suceden en primer lugar, pero el uso excesivo (o mal uso) generalmente se lo reconoce como el problema número uno. El problema de las lesiones relacionadas a la especialización no es solo un problema en el béisbol, sino también en el basketball y otros deportes.

Sabemos que si un atleta realmente quiere jugar béisbol profesionalmente, va a tener que especializarse— solo es una cuestión de cuándo. Las recomendaciones de desarrollo a largo plazo de USA Baseball consideran especializarse alrededor del primer o segundo año de secundaria. Si bien estamos de acuerdo con esta edad, el nivel del jugador también debería ser considerado. Jugadores que pueden jugar múltiples deportes y aun así pueden seguir siendo el mejor jugador de béisbol de su equipo, pueden especializarse más tarde. El jugador part-time que está determinado a jugar a nivel universitario y profesional debería enfocarse en béisbol más temprano que sus compañeros. Cuándo los atletas deciden enfocarse en un solo deporte depende de un número de factores que incluyen coordinación, atleticismo, evaluación de las herramientas fundamentales y cuáles son sus objetivos. Si los atletas van a intentar jugar profesionalmente, van a tener que especializarse en algún momento, pero necesitan una evaluación honesta que les diga cuando es ese momento.

Lo cual nos lleva a la pregunta de cómo un atleta puede practicar las habilidades específicas que el beisbol requiere para mejorar pero no exagerar. Lo que complica cuánta práctica un atleta debería tener es una creciente conciencia sobre lanzar y otras tipos de actividades, donde apenas estamos empezando a diferenciar qué es valioso y qué no.

Recientemente, avances tecnológicos y prácticos en áreas como diseño de pitcheos (Pitch Design) plantean la cuestión de si los atletas jóvenes deberían enfocarse solamente en el estado físico, fuerza, atleticismo y salud con la esperanza que esos avances signifiquen que las habilidades más técnicas se puedan refinar más rápido a una edad más avanzada. Las habilidades requeridas para ser un lanzador son extremadamente especializadas, lo cual presenta la pregunta “¿Cuánta práctica necesito para ser mejor?” y la hace más difícil de contestar. Más allá de estado físico general y atleticismo, los jóvenes atletas necesitan sólo las habilidades específicas necesarias para demostrar que pueden ser mejoradas. Pero llegar a ese “solo las necesarias” puede requerir mucha práctica.

La pregunta de si la especialización en béisbol a una edad temprana es la mejor manera de hacer esto se transforma en “¿La práctica que estoy haciendo ahora mismo me está haciendo mejor?”

UN BREVE PLAN HACIA DELANTE

Para atletas jóvenes, el plan para ser exitoso en el béisbol a largo plazo significa dos cosas:

– Tener prácticas efectivas durante la temporada de béisbol que se enfoquen en divertirse y entrenar habilidades que puedan mejorarse en el futuro

– Construir atleticismo jugando otros deportes y trabajando en el gimnasio cuando no es temporada de béisbol

La parte más difícil puede no ser encontrar otro deporte en el cual participar, pero encontrar el tiempo para aprender lo básico del levantamiento de pesas. Mientras que jugar múltiples deportes tiene sus beneficios, rotar de un deporte al otro puede demorar el inicio de un programa de levantamiento de pre-temporada o incluso cancelarlo. Si los equipos juveniles no tienen algún tipo de programa de fortalecimiento durante la temporada, estamos por detrás de los jugadores que si lo tienen. Esto agrega otro factor para padres y estudiantes para el cual deben prepararse, y también tenemos que tomar en cuenta la superposición y expansión de los horarios con varios deportes.

La temporada de béisbol puede rápidamente convertirse en una temporada de primavera, verano y otoño. Los equipos que viajan normalmente tienen tryouts al finalizar la temporada de béisbol, en el otoño, para asegurar sus jugadores y comenzar a practicar durante el otoño y el invierno antes de que comience la próxima temporada. Mientras que sus intenciones pueden ser buenas, esto puede estar siendo replicado en otros deportes. Esto puede ir de simplemente ser una temporada de fútbol, a una temporada de fútbol con basket una vez a la semana y bullpens los domingos.

Aunque esto pareciera ser solo un tema para jugadores en secundaria, deberíamos esperar que la expansión de horarios y requerimientos de los equipos se extienda a los más jóvenes también, requiriendo que los padres sean firmes y digan cuándo es suficiente. Un atleta multi-deporte puede convertirse en una pesadilla logística en la práctica.

LAS DIFÍCILES DECISIONES DEL DESARROLLO JUVENIL

Admitir y darse cuenta de que las habilidades requeridas para ser exitoso en béisbol son únicas en comparación a otros deportes, no significa que los jugadores deban jugar solo beisbol. Solo significa que a medida que los jugadores crecen, si quieren jugar béisbol a un alto nivel, pueden necesitar planificación especifica si es que ya no son uno de los mejores jugadores de su liga. También es importante tener presente que el éxito de los jugadores jóvenes importa poco a largo plazo. Si, van a divertirse más si ganan, pero ganar no debería ser el único objetivo. Darle a los atletas prácticas divertidas y atractivas, donde puedan ver su progreso, puede ser una buena manera de mantenerlos jugando béisbol por un largo periodo de tiempo.

Es verdad que los mejores atletas van a ser capaces de jugar béisbol y otros deportes y ser exitosos, pero eso no es necesariamente cierto para todos los demás que no son la élite de la elite. Esos atletas también deben ser tomados en cuenta.

Entonces, ¿cómo puede un jugador joven de béisbol, que quiere seguir jugando al más alto nivel, tener suficiente práctica para ser lo suficientemente bueno para competir en el próximo nivel sin sufrir sobreuso, y al mismo tiempo ser consciente de que cada nivel se vuelve más difícil y puede requerir una práctica más específica?

Resulta que esto es mucho más difícil que la simple sugerencia de jugar multiples deportes.

Escrito por Operations Manager Michael O’Connell

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.