wOBA- LA MEJOR ESTADÍSTICA PARA EVALUAR LAS CONTRIBUCIONES OFENSIVAS DE UN JUGADOR.

Julio 30,2019

wOBA, es una mejor forma de medir las contribuciones ofensivas de un jugador que el promedio de bateo (AVG.), el porcentaje de embasarse (OBP)., o porcentaje de slugging (SLG.). Quizás haya leído sobre esto previamente pero todavía no entiende porque wOBA se considera una mejor forma de cuantificar la producción ofensiva de un jugador, y esto es lo que trataremos de explicar en este artículo. Primero, explicaremos que son  AVG., OBP., y SLG. por separado y analizaremos sus deficiencias en términos de cómo estas estadísticas cuantifican la contribución ofensiva de un jugador. 

AVG

Por décadas, el promedio de bateo (AVG.) ha sido considerado una de las herramientas claves al evaluar la calidad de un bateador y aunque sigue siendo útil, no es la mejor manera de evaluar el valor ofensivo que produce un bateador. Quizás se pregunte “¿por qué? Esto no tiene sentido. El promedio de bateo nos dice cuántas veces el bateador dio hit, ¿no es esto una forma de cuantificar el valor ofensivo?” 

Pues sí, en cierta forma, el promedio de bateo, nos proporciona la respuesta a la siguiente pregunta: “El bateador dio hit, ¿sí o no?” Pero el promedio de bateo no nos explica el valor total de las contribuciones ofensivas de un bateador. Explicaremos el por qué en el siguiente párrafo. 

El promedio de bateo (AVG.), simplemente ignora otras formas de llegar a base, y en simples términos, el objetivo de cualquier bateador es llegar a base lo más frecuentemente posible, para así poder darle a su equipo el mayor número de oportunidades posibles para anotar carreras. Mientras más jugadores lleguen a base, las oportunidades de anotar serán mayores para cualquier equipo. El promedio de bateo solo toma en cuenta las veces que un jugador llega a base después de conectar un hit, pero ignora otras oportunidades de llegar a base, como pelotazos (HBP) y bases por bolas (BB).

Por ejemplo, Si tenemos dos bateadores (bateador A y bateador B), y el bateador A se va de 4-2 y el bateador B se va de 3-1 con dos bases por bolas (BB), el bateador A tendrá un promedio de bateo de .500  y el bateador B tendrá un promedio de bateo de .333. En términos de promedio de bateo, el bateador A es mucho mejor bateador. Pero tomemos en cuenta que el bateador B llegó a base 3 veces, y por lo tanto aumentó las probabilidades de que su equipo anotará en tres ocasiones diferentes,  mientras que el bateador A solo llegó a base 2 veces, e incrementó las probabilidades de que su equipo anotará en 2 ocasiones. En términos de “Run expectancy” o la expectativa de anotar carreras, el bateador B tuvo un mayor impacto al aumentar las probabilidades de que su equipo anotará en comparación con el bateador A. Sabemos que hay más factores a tomar en cuenta que simplemente “llegar a base”, pero esta simple explicación nos permite ilustrar algunas de las deficiencias del promedio de bateo (AVG.). 

Otro factor a considerar, es que el promedio de bateo trata todos los hits de la misma manera; tomemos nuestro ejemplo anterior entre bateador A y bateador B. Digamos que esta vez ambos bateadores se van de 4-2. El bateador A se va de 4-2 con dos sencillos y el bateador B se va de 4-2 con un doble y un HR. Ambos bateadores tendrán un promedio de bateo de .500, pero las contribuciones ofensivas de ambos jugadores fueron drásticamente diferentes. Ambos bateadores aumentaron las probabilidades de que su equipo anotara, pero lo hicieron de manera diferente. EL bateador B fue individualmente responsable por la “creación” de una (1) carrera, vía HR, y una vez más, aumentó las probabilidades de anotar de su equipo al añadir un doble. Por su parte, el bateador A también aumentó las probabilidades de anotar de su equipo, al contribuir dos sencillos, pero sus contribuciones ofensivas y las probabilidades de su equipo anotar, no tienen el mismo efecto que las del bateador B, ya que este fue responsable de crear una (1) carrera, y su doble (2B) tiene mayor posibilidades de anotar que dos sencillos individuales (ejemplo: sencillos en el 4to y 6to episodio).

Por ejemplo durante la temporada 2000, dos bateadores tuvieron promedios de bateos “similares”,e igual, los llamaremos bateador A y bateador B. Según el promedio de bateo, el bateador A fue mejor bateador que el bateador B al terminar con un promedio de .334 vs .306 por parte del bateador B. El bateador A consiguió un promedio de .334 al conectar 158 sencillos, 17 dobles, 3 triples y 2 jonrones, mientras que el jugador B conecto 66 sencillos, 28 dobles, 4 triples, y 49 jonrones. El jugador A es Luis Castillo. ¿Jugador B? Barry Bonds. Sabemos que en realidad, ni durante la temporada 2000, ni en ningún momento de su carrera, Luis Castillo fue mejor bateador que Barry Bonds. Sus respectivos wOBA durante la temporada 2000?

  • Luis Castillo – .366
  • Barry Bonds- .456

OBP.

El porcentaje de embasarse (OBP.), es una mejor manera de cuantificar el valor ofensivo de un jugador que el promedio de bateo, ya que el OBP., no solo toma en cuenta la cantidad de hits conectados por un bateador, si no también otras formas de llegar a base como son bases por bolas y pelotazos (HBP); el OBP. incorpora las diferentes formas de llegar a base mientras que el AVG. omite otras formas de llegar a base que no sean hits. El OBP. acredita al bateador con sucesos que están bajo el control del bateador como son hits, BB, HBP, pero no acredita al bateador por llegar a base debido a un error, jugada de selección (o fielder’s choice), ó cuando el receptor deja caer el tercer strike (fuente).  

El OBP. calcula que tantas veces el bateador evita hacerse out, lo cual es sumamente importante. Como mencionamos anteriormente, mientras más corredores lleguen a base, mayores las probabilidades de anotar carrera, O mientras menos outs se hagan los bateadores, mayor el número de veces en base, y por ende las probabilidades de anotar aumentan. 

El OBP trata de corregir uno de los errores del promedio de bateo al incluir otras posibilidades de llegar a base, y aunque el OBP. es una mejor herramienta de evaluar la contribución ofensiva de un bateador que el promedio de bateo, el OBP. aún tiene sus deficiencias. Al igual que el promedio de bateo, el OBP asume que todos los hits fueron creados de la misma manera, es decir, en términos de OBP, un triple y un sencillo valen lo mismo (fuente).

SLG.

El slugging (SLG.) trata de corregir el otro error que encontramos en el promedio de bateo al asignar diferentes valores a cada tipo de hit. Por ejemplo en términos de SLG., un doble vale dos veces lo que vale un sencillo, un triple vale tres veces lo que vale un sencillo y un HR vale cuatro veces lo que vale un sencillo. Pero en realidad, esto no es correcto ya que un doble no es 2x más valioso que un sencillo en términos de “run expectancy”, o las probabilidades de anotar carreras luego de  “X” evento.    

En promedio, un equipo anotará .47 carreras en un inning luego de un sencillo y 0 outs (hombre en 1ra, 0 outs), mientras que con un doble y 0 outs, en promedio, un equipo anotará .77 carreras. Como vemos, en términos de expectativa de anotar carreras, un doble no vale 2x lo que vale un sencillo. Quizás se pregunte, “¿cómo es posible que un doble no vale dos veces lo que vale un sencillo?” y esta pregunta es lógica, ya que por descripción, el doble nos da dos veces la cantidad de almohadillas o bases que un sencillo. La razón es la siguiente, en su libro The Book: Playing the Percentages in Baseball, Tom Tango (junto a Mitchel Lichtman y Andrew Dolphin), analizaron el promedio de cuantas carreras anotaría un equipo luego de cada posible evento ofensivo, es decir en promedio un equipo anota “X” cantidad de carreras luego de un sencillo y 0 outs, sencillo y 1 out, sencillo y 2 outs, sencillo con hombre en 1ra y 0 outs, sencillo con hombre en primera y 1 out, etc.…. Es así como determinaos el verdadero valor de los componentes ofensivos de un jugador (BB, HR, 2B,etc…), y esto es los que nos lleva a wOBA. 

*Nota: Estos cálculos fueron hechos para todos los eventos ofensivos con 0,1, y 2 outs*

wOBA

A diferencia de AVG., OBP., y SLG., el porcentaje de embasarse ajustado (wOBA. O Weighted On-Base Average por sus siglas en inglés) trata de cuantificar el valor ofensivo de un jugador al asignarle un valor a cada evento ofensivo que refleja las probabilidades de que dicho evento culmine en una carrera anotada para su equipo. wOBA., en cierto sentido, combina los componentes de AVG., OBP., y SLG., en una sola estadística que nos provee la verdadera contribución ofensiva de un jugador.

Nuestros amigos de Fangraphs nos proveen esta tabla que nos ayuda a poner wOBA. en contexto. Como dice Fangraphs, tenemos que tomar en cuenta que estos números son estimaciones y que lo que consideramos un “wOBA. promedio”, cambia año tras año. Según Fangraphs, wOBA “se establece en la misma escala que el OBP., por lo que el wOBA. promedio de la liga en un año determinado debe estar muy cerca del OBP. promedio de la liga”.

(fuente)

Si utilizamos estos parámetros para la temporada 2019….

(fuente)

En conclusión, wOBA. mide las contribuciones ofensivas de un jugador de una manera que el AVG., OBP. y SLG. no lo hacen, ya que estos subvaloran o sobrevaloran el verdadero valor de un evento ofensivo. El AVG. y el OBP., tratan todos los hits de la misma manera y subvaloran los batazos de extrabases; el SLG. sobrevalora los batazos de extrabases. En cambio wOBA acredita al jugador de acuerdo a las probabilidades de que su equipo anote una carrera como resultado de un evento ofensivo del cual el jugador fue responsable.  wOBA. mide y captura el valor ofensivo de manera más precisa y completa.

Escrito por Juan C. Rodriguez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.